martes, 13 de diciembre de 2016

CRISTIANO: ¿BALÓN DE QUÉ?

Desde luego que es para descojonarse
Uno creía que ya lo había visto todo en trampas de tintes mafiosos tras el Balón de Oro de 2013, robado a Messi porque ChiquiliBlatter de la Calzada tenía que purgar su actuación, ebrio como una cuba, mostrando al mundo que Cristiano le caía como el culo, o sea, como a casi todos. Aquel año tuvo que romper todas las normas de cualquier premio reglamentado, y alargó ilegalmente los plazos de votación mientras Messi estaba lesionado, al ver que al Nene de Madeira, tras un año literalmente horroroso y sin título alguno, se le ocurrió hacer medio partido destacable a la contra en una repesca ante Suecia. Por si fuera poco, el 3% que dicen que le sacó de ventaja en votos a Messi tras presionar a medio tercer mundo en las semanas de prórroga, no se lo cree ni la madre que lo parió.  Un atónito Ribéry juraba en arameo viendo que ser la figura del triplete del Bayern ese año no le valía para, al menos, borrar del mapa al BLUFF más descarao de la historia del fútbol. Él hubiera podido asimilar que ET Messi lo superase, pues sabe, como todos, que ni ha habido, ni habrá nadie que se le aproxime jamás. Pero que un tipo que tendría que reencarnarse 30 veces para fabricar el 10% del fútbol que fabricó Ribéry ese año, es imposible de asimilar para nadie.

Posturita tras meter el 4-1 depanlty en Lisboa tras 120 minutos missing
Pero mira tú por dónde que llega una cuadrilla de plumillas de baja estofa a sueldo de France Football, y le regalan otro baloncito al nene, cuando no ha estado ni entre los 20 mejores jugadores del año, no ha aparecido entre los 5 mejores de ningún partido importante del Madrid ni de Portugal, y ha sido de los peores jugadores en el campo en las semifinales y final de Champions, y en casi todos los partidos de la Eurocopa. Por si fuera poco, estuvo ausente en la Final por lesión, por lo que ni siquiera pudo presumir de un gol de rebote o de penal... O sea, un Bluff total, como cada año, que engorda cifras goleadoras a base de marcar en partidos intrascendentes ante rivales menores de Liga o de Champions en sorteos "a la carte", mayormente desde el área pequeña o de penalti. Y por supuesto mostrándose incapaz de marcar siquiera un 2% de goles que merezcan la pena verse repetidos. Quitas ese 0,5% de tiros lejanos que le entran de ciento a viento, y algún gol de cabeza bueno, única faceta del fútbol en la que está entre los 10 mejores de la actualidad, y te queda un rosario de ordinarieces por las que jamás, nadie en su sano juicio, podría calificar de crack a este pavo.

lunes, 5 de diciembre de 2016

CLÁSICO: ¿DE QUÉ COJONES PRESUME EL MADRID?

Gol de Ramos... Tontería de Arda y tremenda flor en el culo de Zizou
Si quieres identificar un atontao, no hay nada mejor que fijarte en aquellos que cambian su opinión absolutamente sobre un equipo, un entrenador, o los jugadores, en función de si un balón en el minuto 90 entra o no. Esto es como esa tropa de bobos que afirmaría que Messi es el mejor de la historia sin rechistar si, en la final de Brasil, no hubiera fallado un gol cantao... Higuaín. 

En ese sentido, lo de la masturbación mental de la merengada mediática y de su afición fanatizada es como lo de la floresta en el culo de Zizou: Infinitas ambas. El último clásico ha sido de los peores que se han visto últimamente por una sola razón: porque el Barça no estuvo a su nivel la primera parte. Sin más. Porque desde hace muchíiiiisimo, la calidad de los clásicos la marca el Barça. Y es así porque la aportación al fútbol espectáculo del Madrid es NULA desde hace décadas. Ante un Barcelona ya sin Xavi, sin Iniesta de inicio y, extrañamente, con poquito Messi, los merengues hicieron una primera parte aseadita sin más, equilibrando más o menos la posesión, y sin crear ocasiones claras ni por aproximación. Entiendo que eso les "empalme" al no verse sometidos al martirio habitual. Pero no cuela. Unas gotitas de Modric y Marcelo no dan pa tanto.
Este es el único de los 22 que dio un recital
Por eso cuando salió Iniesta a encender las luces, se acabó el cuento. Y el Realísimo volvió a dejar esa misma foto manida, anticuada, y digna de pegarse en ese álbum robosante de ridículos blancos, en el que se acumulan partidos y partidos corriendo sin éxito tras la bolita, sin olerla. Tuvo que ocurrir lo inconcebible, ¡que Messi fallara un gol claro!, para evitar que otro repasito de los habituales se reflejase en el marcador. Sólo por ese fallo, por otro aún más claro de Neymar, y por la chorrada de Arda haciendo una falta estúpida, se dio lugar a ese milagrito habitual de Ramos en los descuentos, al que la tropa blanca se aferra como si eso les diera un pelín de trascendencia futbolística. Pobres. Ni barnizando su ordinariez con títulos falsos consiguen que se oculte la tremenda superioridad azulgrana esta década. Eso sí, no juegan una higa, pero siguen evitando derrotas a lo tonto modorro. Y se sienten felices, aunque los escandalosos bailes sufridos ante Dortmund, Lieja, Sportings de Lisboa y Gijón, esta 2ª parte ante el Barça,...etc., etc., etc., no se lavan con lejía. Lo diga Agamenón o su porquero.

.............Translate, Tradurre , Übersetzen, Traduire, Traduzir, переводить

REFLEXIONES DESDE EL EBRO

Fui futbolista de vocación, que no de profesión. y ahora me gusta analizar el fútbol actual y polemizar o compartir opiniones con la gente que estudia este deporte

Mis artículos más leídos


Atardecer en Zaragoza

Datos personales