lunes, 27 de junio de 2016

MESSI CONTRA EL MUNDO... ¡VIVA MESSI!

Messi contra el mundo. Esa película la he visto muchas veces. Es obvio que el final feliz es más factible en el Barça que en la albiceleste. Pero que nadie se olvide de las docenas de partidos en chino que Leo ha traducido al idioma de la victoria en esta década azulgrana prodigiosa. Lo que pasa es que el Barça tiene un plan, y además ahora tiene un Neymar y un Suárez que pueden resolver más de un problema si Leo no está. Por contra lo de Messi en Argentina es épico. No hay forma humana de que nadie le eche una mano en ataque. Porque es una quimera pretender que Di María juegue un torneo completo, que Higuaín no falle lo infallable, o que el Kun haga siquiera amago de aparecer en un partido importante. Y para colmo, cuando parece que Lavezzi está dando con la tecla, se rompe el codo. Y es imposible tener unos laterales más inoperantes que los argentinos a la hora de romper por las bandas en ataque. Es terrible la romeria de seleccionadores que tiene que padecer este genio de todas la épocas. Lo mismo le sienta un Peckerman en 2006, que le suicida Maradona en el 2010, o que el Tata le enseña al mundo que no sabe cómo afrontar el pressing chileno, y para colmo le quita en la prórroga a Banega y deja a un Biglia moribundo por el campo.

El vídeo resultante siempre es el mismo. Y más en esa estafa para el público que es la Copa América en estos partidos con tanto "macho" con licencia para segar. Lionel Messi agarra la bola en su campo, y tiene que desahecerse de cuatro rivales que van a por él literalmente, protegidos por árbitros a los que se la suda que le hagan faltas cada vez que toca bola. Aun así, es tan alucinante lo de este chaval, que muchas veces se va de los cuatro que le han lanzado hostias por tierra, mar, y aire... Pero como es él contra el mundo, pues nadie con rayas azules y blancas es capaz de ayudarle a abrir la lata. O la abre él combinando consigo mismo ante medio equipo rival, o pasa lo que pasa: que en las tres finales a las que él ha llevado a esta mediocre Argentina, no ha habido ni un solo gol ché.

miércoles, 22 de junio de 2016

CARTA AL "LÍDER" DIEGO MARADONA


Estimado Diego:

Naciste el mismo año que yo, y con la misma pasión por el fútbol. Lo que pasa es que viniste de otro planeta, y por eso yo me quedé en barrilete, y tú en cósmico. Deslumbraste al mundo desde juvenil, y regalaste a la Argentina un lustro de ensueño en Argentinos Juniors y en Boca. Estabas sano como una manzana, y firmabas obras de arte cada partido a pesar de los sembraos en los que te enfrentabas contra leñeros vocacionales. Enseguida te diste cuenta de que eras el centro del universo, a pesar de la putada que te hizo Menotti al dejarte fuera del Mundial 78, cuando eras mejor que Kempes y todos los demás juntos. Te ví en directo por primera vez en un amistoso con Boca en la Romareda. Tenías 21 añitos y ya salías al campo aparte de tus compañeros para acaparar los focos de la prensa. Luego apenas se te vio detalle alguno porque el partido era recaudatorio sin más. Pero en efecto, ejercías de "líder"... Curiosa palabra, y complicado concepto. ¿Qué es un líder?

En mi opinión, los humanos formamos grupitos en todos los ámbitos, y en cada grupo hay alguien que destaca por su capacidad intelectual, verbal, o simplemente por su carácter, y se sabe hacer escuchar, y convence al resto del camino a seguir cuando hay que elegir. En tu caso, como a muchos de nuestra generación, la convivencia con chavales más que conflictivos en los barrios donde crecimos, forjó tu carácter, y siempre supiste combinar la admiración que despertaba tu zurda, con ese punto de Capo que te ha ido siempre como anillo al dedo. Por tanto, ejerciste de líder en toda la extensión de la palabra. Y puedes presumir de eso. Ni te cuento la santificación que supuso el Mundial 86, y lograr el Scudetto dos veces para una ciudad en la que encajabas como un guante. Esa combinación de revancha de las Malvinas + beatización a la napolitana te convirtió en uno de los iconos más indiscutibles de la historia del deporte, y así figurará en los libros forever.

.............Translate, Tradurre , Übersetzen, Traduire, Traduzir, переводить

REFLEXIONES DESDE EL EBRO

Fui futbolista de vocación, que no de profesión. y ahora me gusta analizar el fútbol actual y polemizar o compartir opiniones con la gente que estudia este deporte

Mis artículos más leídos


Atardecer en Zaragoza

Datos personales