sábado, 26 de marzo de 2016

CRUYFF... LA BALADA DEL GENIO IRREVERENTE

La RAE, en su 3ª acepción, define "trascendencia" como "aquello que está más allá de los límites naturales". Harían bien los guardianes de la lengua de Cervantes en incorporar una fotografía de Cruyff para abrochar definitvamente el concepto. Porque ni ha habido, ni habrá jamás nadie que dé al deporte más practicado del planeta el revolcón mágico que el Flaco le dio como jugador y como entrenador. Pelé, Maradona, y sobre todos Messi, han plasmado la perfección individual en el campo. Pero no cambiaron el fútbol. Cruyff sí, y para siempre. 

Era un niño, pero dotado de una velocidad imponente
Ya sé que Rinus Mitchel y otros maestros planearon cambiar este juego, pero fue ese Junco con 6 velocidades en las piernas y 14 (como su dorsal) en su cerebro, quien hizo posible en el campo el sueño holandés basado en el toque y el movimiento. Dios le dotó con una caja de cambios natural que ya nunca se ha vuelto a ver. Tenía el sprint más elegante jamás visto, y era tan supersónico en carrera como frenando en seco, lo que le hacía indescifrable. Estaba tan convencido de su superioridad, que se autonombró mariscal siendo un crío en el Ajax, y gobernaba los partidos como si fuera un profe dando clases a niños de primaria. Él paraba el tiempo y el balón, y sus marcadores, temerosos, le observaban dando órdenes de desmarque o echando broncas a sus compañeros. Así llevó al Ajax a ganar 3 Copas de Europa seguidas con una superioridad insultante.

Minuto1, Final del Mundial Alemania... 50 metros tras él... Penalty
Yo mismo he escrito que se debía dar a Maradona el premio al jugador que ha realizado el mejor mundial de la historia... Pero creo que el de Cruyff en el 74 no le va a la zaga, pues por mucho que ganara Alemania aquella final, la Orange subió a los altares para siempre y certificó una revolución que cambió el ritmo del fútbol para los restos. A Johann le faltó un Burruchaga que la metiese, como tambien le faltó a Messi en Brasil 2014. Y os diré otra cosa, al igual que el gol del Diego a los ingleses perdurará siempre, la imagen del saque de centro en la final de Múnich 74, con la Alemania toda parapetada ante el Flaco, y Berti Vogts intentando esprintar y frenar al ritmo del holandés volador en una carrera de 50 metros que acabó en penalty, no se olvidará jamás. Ni el arbitraje que permitió acribillarle gratis a patadas.

.............Translate, Tradurre , Übersetzen, Traduire, Traduzir, переводить

REFLEXIONES DESDE EL EBRO

Fui futbolista de vocación, que no de profesión. y ahora me gusta analizar el fútbol actual y polemizar o compartir opiniones con la gente que estudia este deporte

Mis artículos más leídos


Atardecer en Zaragoza

Datos personales