lunes, 19 de enero de 2015

EL "CHELIMADRIDISMO" DEL PUTO MINUTO 93

Para una tesis doctoral que pretendiera demostrar la manipulación absoluta de la opinión, el madridismo preponderante sería el mejor nicho donde buscar pruebas irrefutables. Y no es que yo crea que la masa merengue es diferente a otros rebaños de cerebritos al pil pil, sean del Barça o del Atlético Beijing. Lo que pasa es que el Real tiene unas características únicas desde hace 60 años, y eso pasa factura deportiva, ética... y estética.

Estamos ante un club que, tras medio siglo de irrelevancia absoluta, trincó a Di Stéfano y configuró el que dicen era el mejor equipo de su época, cosa que yo no tengo por qué dudar pues soy mayor, pero no tanto. Aquello supuso un seísmo social sin precedentes, pues las instituciones, los medios, y el público en general, se subieron con toda lógica al tren de un equipo que destacaba en todo el mundo cuando España era tan prescindible en el concierto internacional como Mauritania en la fabricación de paraguas. Pero sea por la admiración a un mandurrutón como Bernabéu, por el tropel de políticos y periodistas de cámara que aquel lustro de títulos generó, o por la cantidad ingente de aficionados adscritos al "ganar como sea", como religión de trasmisión hereditaria, lo que realmente ha quedado sellado a sangre y fuego en buena parte del colectivo merengue es un mix de prepotencia, chulería y mal gusto que a muchos nos tiene hasta los huevos, con perdón.

El trinque de Ligas en los 70 y los 80 fue obsceno, y la vulgaridad en el juego, insultante, porque a pesar de la mediocridad, ellos seguían pseudollenando vitrinas de trofeos nacionales. Y todo ello derivó en pura adoración a De Felipes y Benitos entonces, y a Pepes, Arbeloas o Ramos ahora, carniceritos de blanco con licencia para segar. Alabaron lo más soez del deporte en tiparracos como Mourinho, y virtualizaron cracks donde no hay demasiado talento que rascar. Quizás todo ese "presumir de no se sabe qué" sea un mecanismo psicológico de autodefensa para disimular el complejo que a cualquier persona normal le provocaría tener que idolatrar a Raúles y Cristianos, cuando en la acera de enfrente te pintan la cara periódicamente a base de Cruyffs, Maradonas, Romarios, Ronaldinhos o Messis. ¿Qué dirán Johann, Platini o Van Basten viendo que este tío tiene 3 balones de oro como ellos? ¿Y cómo coño se puede mantener en pie esa farsa si no es con propaganda y trampas?... Pues monopolizando la mass media nacional, y aprovechándose de la decadencia intelectual y moral que nos asola.

lunes, 5 de enero de 2015

EL BARÇA... ENTRE LA MAFIA Y LA PARED

Yo comprendo que al aficionado de a pie le ponen cachondo las victorias, y le cabrean como un mono las derrotas. Pero antes de profundizar en los males de este Barça disparando a todo lo que se mueve, os pido unos momentos de reflexión sobre lo acontecido en las últimas décadas.

Por primera vez en la historia del fútbol, un club consiguió semi perpetuarse en el tiempo como amo y señor del mejor fútbol, con  diferentes generaciones de jugadores, cargándose la teoría de los "ciclos" para asentar con cimientos impresionantes un MODELO DE JUEGO, el que trajo Cruyff cuando principiaban los 90. Nadie desde entonces ha alcanzado la belleza y superioridad que plasmaron el Dream Team, el Barça de Rijkaard, y ni te cuento el de Guardiola. Y todos los equipos del Barça desde entonces han regalado partidos de ensueño, incluso en temporadas de fracaso. Esas obras de arte tenían una misma música, la del dinamismo y el dominio del juego a partir del toque rápido y en corto, con un Milla, un Guardiola, o un Xavi. Pero la letra de la canción, era interpretada por los mejores solistas que ha habido jamás: Romarios, Koemans, Laudrups, Ronaldos (a pesar de Robson), Ronaldinhos, Eto'os o Messis. 

Moyes sabe que saluda a una Leyenda
El fútbol/arte consiste en dejar a los solistas que canten lo que les gusta, con un tipo de batuta en el campo innegociable, y con un míster que sepa que no es NADIE al lado de los intérpretes. Como el abuelo cebolleta, siempre recuerdo el partido en el que Messi hizo una exhibición inconcebible con 3 golazos en Zaragoza. Un espectador cerca del banquillo le espetó a Guardiola: "¿Y tú que harías sin Messi?"... La respuesta fue defintiva: "Pues que seguiría entrenando en 2ª B"... ¡Y hablamos de uno de los poquitos entrenadores innovadores de la historia del fútbol! Por eso hubo una superioridad mundial abrumadora que no culminó en 4 Champions seguidas por caídas tan inmerecidas como inauditas ante el Inter de Mou o el Chelsea de Di Matteo.

.............Translate, Tradurre , Übersetzen, Traduire, Traduzir, переводить

REFLEXIONES DESDE EL EBRO

Fui futbolista de vocación, que no de profesión. y ahora me gusta analizar el fútbol actual y polemizar o compartir opiniones con la gente que estudia este deporte

Mis artículos más leídos


Atardecer en Zaragoza

Datos personales